Me licencié en Psicología por la Universidad de Almería en el año 2006, y finalice mis estudios de postgrado de 2 años en 2008, con un Máster Internacional en Psicología Clínica, por la Asociación Española de Psicología Conductual. A lo largo de mi trayectoria vital, he realizado gran variedad de cursos en diversos ámbitos de la psicología, y he desarrollado mi carrera profesional en lugares tan enriquecedores como el Hospital Nuestra Señora de la Salud de Granada, los Centros Penitenciarios de Albolote y Puerto III, y Centros de menores El Molino y Tierras de Oria.

He incorporado a mi trayectoria profesional tareas de educadora y docente (Docencia profesional para el empleo), y en los últimos años he practicado mi profesión de forma autónoma, orientando y atendiendo personas como Profesional Sanitaria.

Dispongo de Habilitación como Psicóloga Sanitaria y estoy Colegiada en el Ilustre Colegio Oficial de Psicólogos de Andalucía Oriental (COPAO) con número AO09195.

Mi trabajo está basado en las terapias de Tercera Generación, las cuales ponen su foco de atención en la finalidad (función) de la conducta y el contexto en el que se presenta, la conducta verbal y la clarificación de valores personales, lo que permite ampliar el objetivo de análisis, atendiendo al contexto presente y concreto. Ejemplos de estas terapias de Tercera Generación serían la terapia de aceptación y compromiso, la terapia de conducta dialéctica y la terapia cognitiva basada en el mindfulness.

La terapia de aceptación y compromiso (ACT) se basa en la teoría de los marcos relacionales, que incorpora los avances sobre el estudio del lenguaje, que ha demostrado que somos capaces de establecer relaciones arbitrarias entre diferentes estímulos. Es la respuesta a la evitación experiencial, la ventana abierta a la aceptación en todas sus vertientes, y el consecuente compromiso con lo valioso para cada persona en su vida. Junto al Mindfulness, las terapias de tercera generación se sitúan como la opción de éxito número uno ante problemas tales como episodios psicóticos, ansiedad, problemas familiares o de pareja, adicciones, trastornos del estado del animo, y todos aquellos que causan malestar por sufrimiento emocional.

Acerca de mi

CONTACTA CON NOSOTROS

¿Tienes alguna duda?