Bullying escolar en España

Según el psicólogo Dan Olweus,el bullying escolar es una conducta de persecución física y/o psicológica que realiza un alumno o alumna con otro/a, al que escoge como víctima de repetidos ataques, difícilmente pudiendo escapar por sus propios medios. 

Olweus identifica tres tipos de protagonistas: el agresor, la víctima y los espectadores. 

En España uno de cada diez alumnos afirma ser víctima de acoso y un 7% dice sufrir acoso a través de Internet o el móvil. Según la ONG Bullying sin fronteras en 2007 hubo 1229 casos en España, y en 2018 hubo 1475 casos, encontrándose en Andalucía y Cataluña un 11% de estos casos, 10% en Murcia y 9% en Madrid. 

“El acoso escolar se cobra la vida de 200 mil jóvenes y niños al año (entre 6 a 21 años)” según un informede la Organización Mundial de la Salud.

“Hasta 24 millones de niños y jóvenes al año son víctimas de acoso y maltrato”, en la Unión Europea.

Según los profesionales en Psicología el bullying debe ser percibido como un problema a enfrentar de manera integral por toda la comunidad educativa, desde profesores maestros hasta monitores de comedor y actividades extraescolares, poniendo gran énfasis en los niños y las familias.  Con nuestra terapia online en Málaga te ayudamos a gestionar este problema estes donde estes.

La prevención del bullying escolar debe comenzar con una buena formación e información acerca de lo que es y los rasgos que caracterizan tanto a víctimas, a acosadores y a espectadores. Los valores y emociones sociales se aprenden por medio de modelos de conducta (profesores, familia y compañeros mayores), por lo que debemos enseñar modelos de conducta saludables y positivos. 

bullying escolar

 En todo caso, la prevención no servirá de mucho si en el centro educativo no se incorpora un programa de intervención para casos de bullying escolar (programas TEI en España y KIVA en Finlandia por ejemplo), en el que los alumnos sean los principales responsables de captar e intervenir en las conductas de exclusión, mediante tutores en cada curso responsables de niños en cursos de menor edad, con una normativa de convivencia final en caso de no haberlo podido resolver los mismos alumnos. Estos programas de intervención deben estar presentes en centros escolares desde primaria, evitando así la generalización de conductas inadecuadas a mayor edad. La mediación no debe incorporarse como medida en ningún caso, ya que, ante problemas como el bullying, en el que existe una relación de dependencia emocional e indefensión, ésta no puede ayudar en ningún sentido. 

¿Necesitas ayuda de nuestros psicólogos en Málaga? ¡Llámanos!