Nos gustaría comenzar este artículo de cáncer y psicología: 

Mencionando que según la Asociación Española contra el cáncer (AECC), y la Fundación para la Excelencia Calidad de la Oncología.

 

Un 45% de personas con cáncer dispone de  trastornos emocionales (15% de depresión mayor, 20% de depresión menor y 10% de ansiedad), lo que repercute en la gran necesidad de atención psicológica para estas personas y sus familiares. 

Según un informe publicado por el Instituto Max Webber junto a la Fundación Mylan se concluye que:

  • El tratamiento psicológico es eficaz en este tipo de atención.
  • En España los programas sanitarios públicos no ofrecen servicio de profesionales en psico-oncología.
  • No existen suficientes recursos humanos en psicología en los hospitales.
  • No existe una definición clara sobre dónde ubicar la psico-oncología, si dentro del Sistema Nacional de Salud o fuera de éste.

Muchos profesionales sanitarios opinan acerca del cáncer y la psicología, el 61,8% confirma esa hipótesis sobre la necesidad de intervención psicológica. Las fases en las que la necesidad psicológica se hace más necesaria son:

  • Final del tratamiento
  • Metástasis
  • Reagudizaciones
  • Cuidados paliativos
  • Diagnóstico (algo menos necesaria)

Debe darse más importancia en radioterapia a los pacientes atendiendo al grado de gravedad/importancia. Se considera prioritario atender psicológicamente a pacientes con cáncer de pulmón, vejiga y estómago. Debería existir un servicio de atención psicológica a pacientes con cáncer dentro del mismo hospital, y ser el propio profesional en psicología quien detectara la necesidad de intervenir. En el cáncer de mama, la atención psicológica es primordial para su recuperación.

Cáncer y psicología

  Otro aspecto en cuanto a cáncer y psicología se refiere es el malestar provocado por la terapia oncológica (astenia, náuseas, vómitos, mucositis, caída del cabello, variaciones en el peso, deterioro cognitivo, fatiga).

En resumen, se hace urgente cubrir las necesidades de atención psicológica a personas que sufren cáncer, dado el pequeño número de profesionales cualificados en la sanidad, tanto pública como privada,  en lo que a este tema se refiere, y para esto cabe hacer hincapié en algunos aspectos:

  • Debemos perseguir la inclusión de la atención psicológica en pacientes oncológicos de manera multidisciplinar.
  • Integrar la atención psicológica en hospitales en todos los niveles de apoyo emocional:

-> Básico

-> Medio

-> Especializado

Medir el bienestar emocional como cualquier otro signo vital (temperatura, presión, pulso, , respiración y dolor físico)

Derivar a la atención psicológica especializada según el grado de malestar.

Introducir la atención psicológica sanitaria en el Plan de las Autonomías.

Informar a pacientes y sus familias acerca de los recursos especializados disponibles.

Formar a los profesionales sanitarios que atienden a los pacientes con cáncer.

Intervenciones psicológicas con ayudas tecnológicas y digitales (por temas de desplazamiento, lejanía…)

Medir la satisfacción del paciente y sus familiares en cuanto a apoyo emocional recibido.

“La enfermedad es el resultado no sólo de nuestros actos, sino de nuestros pensamientos”

(mahatma Ghandi)