¿Como funciona la ansiedad?

En el día de hoy te vamos a contar como funciona la ansiedad. La ansiedad es lo que comúnmente se conoce como miedo, pero mayor en intensidad, frecuencia y malestar. La ansiedad no es algo negativo como casi todo el mundo piensa, de hecho la ansiedad ayuda mucho en gran cantidad de situaciones; sin ansiedad difícilmente nos prepararíamos adecuadamente para un examen de conducir, una oposición o una entrevista de trabajo; la ansiedad nos permite prepararnos mediante un estado de alerta, tanto física como psicológicamente. 

¿Cómo funciona la ansiedad?

Dilatación pupilas 60%
Aumento masa muscular 30%
Se cierra el estómago 99%
Se acelera el ritmo cardiaco 50%
Se modifica la temperatura corporal 74%
Se acelera el ritmo de pensamiento 66%

Todos estos procesos forman lo que los pacientes identifican como síntomas de ansiedad, y no son más que la preparación que hace el cuerpo ante un estímulo identificado como “peligroso”. Lo importante aquí no serían tanto los síntomas como los estímulos a los que se teme. Hace unos cuantos millones de años nuestro cerebro estaba perfectamente adecuado, en base a la selección natural, para atender a estímulos objetivamente peligrosos, es decir, los síntomas que hoy llamamos de ansiedad, eran la preparación perfecta para huir de animales peligrosos (arañas, serpientes, leones…), alturas, alimentos venenosos y demás peligros de la naturaleza, así que o se disponía de cierto nivel de ansiedad-estrés o se moría.

En la actualidad nos encontramos que la sociedad en la que vivimos ha evolucionado mucho más rápido que nuestro cerebro, por lo cual éste, sigue respondiendo en la misma forma que lo hacía millones de años atrás, ante peligros objetivamente peligrosos. Hemos cambiado los estímulos a los que tenemos, y a nuestro cerebro no le ha dado tiempo a integrarlos en su memoria genética de supervivencia, así, nos encontramos que no somos capaces de sobrellevar un mínimo nivel de ansiedad ante estímulos como hablar en público, estar en medio de una multitud, solos o en un espacio cerrado. Estos síntomas se identifican como:

  • Irracionales
  • Repentinos
  • Muy desagradables

Cuando de lo contrario es en realidad la cosa más natural del mundo.

¿Cual es el proceso de la ansiedad? ¿Cómo funciona la ansiedad?

El proceso normal que siguen las personas con ansiedad es la evitación, y este proceso se retroalimenta, es decir, que cuanto más evitamos más deseamos evitar, llegando a veces a tales niveles de evitación que la persona necesita la ayuda de un profesional sanitario en psicología. Según datos del Colegio Oficial de Psicólogos el 1.6 % de la población sufre de trastorno de pánico, y el 80% de las personas con fobia encuentra una gran mejoría mediante terapia psicológica.

La evitación de los estímulos que provocan ansiedad es conocida como Trastorno de Evitación Experiencial (TEE), y se trata mediante Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT,- Wilson y Luciano-, 2002), con muy buenos resultados. Se trata de un modelo de terapia sustentado en la Teoría del Marco Relacional (Hayes, Barnes-Holmes y Roche, 2001). Esta terapia se ha probado como la mejor en periodos de seguimiento para depresión con ensayos clínicos, estrés laboral, sintomatología psicótico, patrones obsesivo-compulsivos, ansiedad y fobia social, consumo de drogas y tabaco, esclerosis múltiple, psico-oncología, tricotilomania, miedos y preocupaciones, diabetes, episodios epilépticos, dolor crónico, actos auto-lesivos, familias con hijos con limitaciones, además de evitar la cronicidad y altera el curso de secuencias y síntomas.

La ansiedad por consiguiente sería una respuesta natural ante un peligro actualmente (anti)natural, a la que debemos darle respuesta mediante técnicas psicológicas, siempre y cuando la persona no disponga de las herramientas suficientes para entenderla, aceptarla y gestionarla. En tal caso, la Terapia de Aceptación y Compromiso sería la opción más adecuada y eficiente, de la mano siempre de un profesional cualificado con certificación sanitaria.