El entrenamiento psicológico en el ejercicio de la musculación

En la actividad física y deportiva se busca la mejora de las cualidades físicas mediante movimientos corporales planificados, y para esto los aspectos psicológicos son evidentemente importantes (motivación al iniciar, autocontrol atencional durante la práctica, y mejora de la autoestima como objetivo de mejora). Además de muscular se hace necesario un entrenamiento psicológico apropiado a cada fase de entrenamiento, que ayudarán además en otras facetas de la persona (valores, salud, higiene, relaciones sociales…) previniendo la aparición de problemas asociados a la práctica física como trastornos alimentarios, de la imagen corporal o desarrollo de adicción.

Un ejemplo de entrenamiento psicológico en el ejercicio de la musculación

Un hombre de 22 años que practica musculación y juega al golf, al que dedica mucho tiempo e interés y en el que le gustaría llegara a destacar. El golf no requiere una elevada condición muscular pero sí una gran capacidad de control de la fuerza y el movimiento coordinados, además de la capacidad de desarrollar unas estrategias complejas y variadas de juego. Este caso particular debe realizar intensas sesiones de entrenamiento en fitness y musculación. Se llevó a cabo una evaluación psicológica obteniendo la siguiente información:

  • Comenzó a ir al gimnasio para muscular y endurecer hace 3 años para ganar fuerza y resistencia en el deporte, además de considerar que necesitaba perder peso.
  • Acude al gimnasio de lunes a viernes durante 3 horas diarias, anteponiendo esta actividad a otras de ocio y relaciones.
  • Comenzó a practicar golf y sentía frustración y desánimo e comparación con los demás jugadores, lo cual no exteriorizaba y necesitaba descargar o gestionar de alguna manera.
  • Su finaliza es adelgazar y ponerse fuerte para rendir en golf y sentirse bien con su cuerpo y subir su autoestima.
  • Si piensa en que tendría que dejar de entrenar le resulta desagradable porque se siente cómodo con su ganancia en fuerza y resistencia.
  • Quiere aumentar masa muscular, definirse y resistir esfuerzo físico durante horas.

Se determinó que presentaba ciertos problemas de autoestima y utilizaba el entrenamiento para ganar seguridad en sí mismo, interaccionar con mujeres y  mejorar su autoimagen.

 

Mediante cuestionario especializado se confirmó una adicción al ejercicio, sintiéndose mal, temblando, con irritabilidad, estrés y sensación de impotencia cuando no acudía al gimnasio (vigorexia), y mediante análisis de otros aspectos psicológicos se encontró una pauta de alimentación alterada, inmadurez, dificultades en las relaciones interpersonales, conductas vitales importantes relegadas por el entrenamiento y síndrome de abstinencia a interrumpir e ejercicio. Claramente hacía falta una labor centrada en aspectos motivacionales, (especialmente auto-confianza, auto-imagen y autoestima) y emocionales (satisfacción personal, comportamientos inadecuados, estrés/ansiedad y miedos).

entrenamiento psicológico en el ejercicio de la musculación

Para abordar los objetivos de cambio del entrenamiento psicológico en el ejercicio de la musculación se dispuso de un repertorio de técnicas y estrategias psicológicas. Se trabajó mejora del autoestima y se optó por la Terapia Cognitivo Conductual de la imagen corporal, ajuste de metas, estrategias de auto-refuerzo y control emocional. Se obtuvieron buenos resultados al tratarse de una intervención temprana, evitándose los riesgos asociados a u enfoque de entrenamiento intensivo de fitness y musculación.

Cuenta con nosotros para tu sesión de psicología en Málaga