Un caso de entrenamiento psicológico

Presentamos un caso de entrenamiento psicológico real con un deportista, competidor de golf de alto nivel con la aplicación de un programa de entrenamiento psicológico.

   El golf es un deporte compuesto por ciertas características propias, las cuales hacen de él un deporte único. Primeramente el psicólogo deportivo debe analizar el eje de la intervención:

 

  • La competición se lleva a cabo entre varias personas, en un único encuentro ante los mismos rivales, sin límite de tiempo.
  • Está presente en todos los casos un nivel de incertidumbre alto, de duda respecto a los resultados.
  • El objetivo consiste en realizar el menor numero de golpes a la bola hasta meterla en el hoyo, bajo unas reglas y con ciertas variables incontrolables como puede ser el viento, un animal o el terreno.
  • Los competidores pueden o no compartir lugares y momentos previos a la competición.
  • El deportista debe ser capaz de procesar y valorar diversas situaciones que se producen sin errores, elegir bien de entre el amplio rango de opciones de golpe a la bola, y tomar iniciativa en diferentes momentos de la competición.
  • Las acciones deben tomar su tiempo y pueden acarrear cambios en un centímetro de diferencia al golpear la bola.
  • Se necesita mucha coordinación y precisión, sincronizando todo el cuerpo a la hora del golpe. Se requiere un elevado desarrollo del control del equilibrio, fuerza, lateralidad, sensibilidad táctil y coordinación dinámica.
  • Durante el torneo se deben dominar ciertos elementos técnico-tácticos y estar constantemente concentrado en los movimientos, para orientar la bola, no distraerse y saber estabilizar la atención.
  • Implica una elevada necesidad de control emocional, especialmente la frustración y ansiedad.
  • Se trata de un deporte individual, por lo que el deportista tiene que afrontar todo lo que ocurra en la competición, y prepararse igualmente para el fracaso, actuaciones, molestias…
caso de entrenamiento psicológico

Caso de X.X.

 

   Este caso de entrenamiento psicológico trata de un hombre de 20 años de edad, practicante de golf desde los 6 años con un hándicap 0 para la Copa de Andalucía. En el momento de la intervención psicológica pesaba  63 kilos y dejó de estudiar a los 18 años para dedicarse  completamente a ser jugador de golf profesional. Se llevó a cabo una evaluación inicial mediante entrevista y algunos cuestionarios (percepción de éxito, conducta competitiva, ansiedad, autoeficacia y autoestima y metas). En dicha evaluación se confirmó que disponía de la percepción de que los demás jugadores entrenaban más que él, y mejor. También se determinó que en los entrenamientos cuando no realizaba bien alguna ejecución técnica, inmediatamente aparecían pensamientos acerca de su falta de capacidad para superar a sus rivales. No le preocupaban los torneos de menor nivel, pero cuando estaba en lista para el torneo de Andalucía o el objetivo de ir al campeonato de España, le surgían serias dificultades. Se analizaron sus reacciones en competiciones importantes y se encontraron dificultades de concentración (dificultad para hacer la digestión antes de competir, ir muchas veces al baño, boca seca, le costaba “calentar” y notaba sus movimientos lentificados), lo que desaparecía una vez comenzaba jugar y re-aparecía cada vez que fallaba un golpe

Durante los torneos a veces actuaba precipitándose en los golpes y analizaba mucho menos las situaciones. En los momentos en que iba atrás en la clasificación aparecían emociones que le distraían del juego y le traían ganas de abandonar, aunque no lo hiciera.

 

   Se llevó a cabo un plan de preparación psicológica, con estrategias para mejorar sus habilidades  y control motivacional, emocional y atencional, y la capacidad para gestionar su pensamiento, cambios en pautas de comportamiento tanto en el entrenamiento como en la dieta. Se desarrolló además un plan de actuación específico para la competición. Las técnicas que se utilizaron y que el deportista aprendió fueron desde estrategias de relajación (combinación de muscular de Jacobson, respiración abdominal y uso de imágenes), auto-aplicación de análisis funcional para las emociones (estrés), técnicas de inteligencia emocional, entrenamiento en la habilidad de detención del pensamiento y focalización de la atención, estrategias de activación, auto-instrucciones de refuerzo y se desarrolló un plan específico para los torneos importantes con una rutina pre-competitiva.

Este caso de entrenamiento psicológico obtuvo magníficos resultados en la mejora de la gestión psicológica en particular y en la competición en particular, logrando además una muy buena calificación en el campeonato de Andalucía de ese año. 

 

Contacta con nosotros para obtener tu sesión de tratamiento psicológico en Málaga.