La ansiedad es uno de los problemas psicológicos más frecuentes en la práctica clínica.

Más del 70% de casos que veo en sesión son debidos a la ansiedad. 

Mi experiencia profesional en estos años, junto al tipo de terapia que utilizo me han ayudado a clarificar los medios terapéuticos más eficaces para el tratamiento de la ansiedad, consiguiendo además un porcentaje de éxito en prevención de recaídas muy elevado.

Cuando el paciente llega a terapia, para el tratamiento de la ansiedad, lo que encontramos principalmente es una lucha agotadora y frustrante en contra de la ansiedad; a lo largo del tiempo ha intentado eliminarla encontrándose que en cada intento la ansiedad se ha hecho más fuerte, por lo que termina por acudir a terapia.

En este primer momento lo que hacemos es ayudarle a entender, mediante ejemplos y metáforas la situación en la que se encuentra. Las metáforas son eficaces terapéuticamente hablando porque el paciente se ve reflejado en ellas, establecen una correspondencia con su problema de ansiedad, se estructuran en la acción y sobretodo porque ofrecen una solución a su problema.

Las metáforas en psicología clínica y terapia ACT se trabajan por la fusión con reglas, es decir, las personas tendemos a relacionarnos con reglas autoimpuestas, y son éstas las que nos bloquean la solución de problemas y resolución de conflictos. Nuestra relación con dichas reglas cambia al darnos cuenta (feedback) de la equivalencia entre la regla que nos expone la metáfora y nuestra regla fusionada, consiguiendo modificar nuestra forma de actuar ante ella al interiorizar que si en la metáfora funciona tal conducta, en nuestra vida personal funcionará de igual manera.

   Un ejemplo de esto sería una persona que se fusiona con la regla de “no seré feliz hasta que no sienta ansiedad” y la metáfora de “las arenas movedizas” (la que la lucha contra las arenas hará que se hunda más) podrá hacerle cambiar su lucha contra la ansiedad, de igual forma que haría con las arenas movedizas.

Este sería solo el pequeño paso en el tratamiento de la ansiedad, si consideráis que podéis sufrir de síntomas de ansiedad (sensación de ahogo, palpitaciones, náuseas, opresión en el pecho, mareos, sudoración, desmayos, miedo/pánico a sufrir un ataque, temblores, agotamiento, inquietud, desrealizacion, hiperventilación, pensamiento repetitivo, irascibilidad, presión en el pecho, insomnio, aumento o disminución del apetito…) no dudes en concertar una cita y te ayudaremos.

 “Estamos tan acostumbrados a la ansiedad que cuando vemos a alguien tranquilo nos estresa”